Función

GRÁFICOS_2_TECNCLAY.png

Funciones de la tierra como material de construcción

La tierra es el material que reúne la mayor cantidad de funciones y ventajas dentro de un mismo material. Algunas que podemos nombrar son la masa y la inercia térmica,
permite al muro “respirar”, purifica el aire interior de elementos tóxicos disueltos en él, es un buen aislante acústico, es ignífugo, libera al ambiente iones negativos, etc.

Inercia térmica

La inercia térmica es la capacidad de absorber, almacenar y liberar energía térmica de manera progresiva. Complementa a la masa térmica de un material pesado logrando un mayor confort térmico en el interior de una vivienda, ya que absorbe más calor antes de llegar a su saturación térmica. Al perderse la fuente de calor libera esta energía lentamente manteniendo el confort térmico más estable.

 

La tierra es uno de los materiales con mayor inercia térmica gracias a las arcillas dentro del material.

GRÁFICOS_6_TECNCLAY.png
GRÁFICOS_3_TECNCLAY.png

Un material que "respira"

Esta característica de la tierra como material de construcción cumple dos funciones.

 

Por un lado, libera fácilmente la humedad excesiva

que se encuentra dentro del material, logrando que

los muros se mantengan secos y aumentando así la vida útil del edificio.

 

Por otro lado, los muros hechos de tierra permiten

el paso de vapor de agua desde un ambiente más húmedo a uno más seco, balanceando la humedad dentro de los ambientes y aumentando así el confort interior.

Regulación higrométrica del ambiente interor

Significa la capacidad que tiene la tierra de absorber la humedad del ambiente cuando esta sobrepasa un valor determinado y de devolver esa humedad cuando baja de otro valor determinado.

 

El rango óptimo de humedad relativa en un ambiente interior está entre el 30% y el 70%. Dentro de este rango de humedad relativa del ambiente se considera un ambiente interno sano para las personas y para la misma construcción.

 

La tierra logra regular la humedad entre un 40% y 60% de humedad relativa del ambiente interior.

GRÁFICOS_5_TECNCLAY.png
GRÁFICOS_7_TECNCLAY.png

Regulación higrométrica en relación al espesor del revoque

La capacidad de un revoque de tierra de regular la humedad relativa de un ambiente interior depende del espesor del revoque. Ya desde un espesor de 5mm se siente un efecto positivo en el confort interior. El espesor para una óptima regulación higrométrica se da entre 20mm y 25mm de espesor de un revoque de tierra.

 

Esta es una gran ventaja, ya que se logra mejorar el confort de un ambiente interior aumentando un revoque de tierra entre 10mm y 25mm. Esto incluso en ambientes construidos con materiales que no “respiran”, como ladrillo cocido o bloque de concreto.

Comparación de materiales en la regulación higrométrica

Los revoques de tierra en interiores son de los materiales con mayor capacidad de regulación higrométrica. Logran absorber rápidamente el

exceso de humedad que llegue a producirse dentro

de un ambiente interior y lo devuelven una vez esa fuente de humedad excesiva desaparece.

 

Purificación del aire en ambientes interiores

 

Durante el proceso de regulación higrométrica un revoque de tierra absorbe elementos tóxicos

disueltos en el aire, logrando un ambiente interior más sano.

GRÁFICOS_8_TECNCLAY.png
GRÁFICOS_4_TECNCLAY.png

Iones negativos y el confort interior

La tierra libera iones negativos hacia el ambiente interior. Estos tienen un efecto positivo en la salud de las personas al contrarrestar los iones positivos generados por aparatos eléctricos.

 

También ayudan a eliminar partículas nocivas para la salud que se encuentran suspendidas en el aire, como elementos alérgenos o micro partículas de polvo o plástico.